viernes, 30 de enero de 2009

MERCADILLO DE SULLANA: UNA VERGÜENZA


Es una verdadera vergüenza el mercadillo de Sullana, lugar donde se comercializan los productos de primera necesidad que consume gran parte de la población.

Es inconcebible, que quienes dirigen nuestra provincia, llámese el alcalde, regidores, funcionarios, los mismos comerciantes asociados en sendas organizaciones se hayan acostumbrado a este modus vivendis, sin importarles las terribles consecuencias que puedan acarrear esta forma de manejar los productos de primera necesidad.

Las autoridades, por un lado mostrando su profesionalísima incapacidad y los comerciantes acostumbrándose a lo fácil
Lo peor del caso, es que la población sigue aumentado y absolutamente nadie se preocupa por buscar una acertada solución.
El anterior alcalde, Isaías Vásquez, lo que hizo es allanar un terreno rodeado de basurales, ubicado al otro lado de la carretra a Tambogrande, por las instalaciones de la empresa de electricidad, trasladando aquí a comerciantes que habían sido desalojados de un terreno, propiedad de otros comerciantes que supuestamente iban a construir una infraestructura adecuada para comercializar sus productos.

Han pasado dos años desde que se iniciaron las obras y éstas hoy se encuentran abandonadas tal como podemos ver en las fotos aquí. Las razones de este fracaso las desconocemos.
Lo cierto es que se empezó a reconstruir la pista de la avenida Buenos Aires y se pensó que iba a quedar libre para el tránsito. Increiblemente, de la noche a la mañana fue nuevamente invadida por otros comerciantes y los que estaban ubicados en el "nuevo mercado" allá por la carretera a Tambogrande, regresaron y ocuparon nuevas calles del asentamiento "Santa Teresita".
Nuevamente el caos, el desorden, la suciedad, sin servicios higiénicos para los comerciantes, los productos tirados en el suelo y los policías municipales puntualmente cobrando a diario arbitrios a los comerciantes...
Vaya a saber uno si todo lo que se recauda entra a la cueva... perdón a las arcas municipales.

Es lastimoso y penoso la falta de capacidad para desarrollar proyectos. Tal es el caso del terreno, donde estaba ubicada la policía forestal, etc. y que fuera invadido y luego desalojado para construir ahí un centro comercial con algunas comodidades por una agrupación de los mismos comerciantes. Se iniciaron las obras hace dos años y de pronto todo quedó en el abandono.

Ahora es un terreno abandonado, con una estructura construida a medias y que se está oxidando, como se puede apreciar en el lugar y en estas fotos...

Bueno, las cosas no son del que las tiene sino del que las necesita... dice un refrán popular...

Hoy, el terreno está rodeado de comerciantes, muy tugurizado, sucio, inmundo y los más penoso, sin visos de solución...

Es una vergüenza pues tener autoridades como las que tenemos...

2 comentarios:

Bruno dijo...

La verdad que si da pena,pero da pena porque esto tiene que ver con un poco de organización,y ella también puede ser tomada por los propios comerciantes.
Es sólo cuestión de iniciativa y tomar conciencia e invertir en un sólo gasto.

Pedir soluciones constructivas a la municipalidad y hacer la más eficaz de ellas una rápida puesta en marcha.Contratar a alguien que haga puestos de comercio que sean desarmables y económicos por ejemplo,y que todos paguen una cuota fija junto a un subsidio de la municipalidad,al menos para darle una solución provisoria.

Es una idea,y este diario,puede iniciarla.

segundo cobian dijo...

Este es un problema de todos los mercaditos y mercadazos, lo peor de todo es que lo malo ha pasado a ser algo "normal", asi es la vida y hay que seguirla viviendo, pero ese no es el caso, si los comerciantes tiene dinero para mejorar deben hacerlo paor el bien de sus negocios, los supermercados los arrazaran porque además cobran lo que quieren y el kilo es lo que ellos determinen, la higiene, el desorden y la inseguridad cunden allí. Si no tiene dinero podrían ´por intermedio del Gobierno local crear un fondo que se vaya acumulando y a la vez les permita acceder a un crédito para este fin, claro liderado por las autoridades municipales y los comerciantes. Ojo que en estas condiciones su futuro es desaparecer, sino mejoran vayan buscando otras actividades de las que vivir, los clientes también cambian!!!