miércoles, 8 de julio de 2015

¿QUÉ CONMEMORAMOS EN TANGARARÁ?


 No hay que olvidar que en esos días (julio-agosto del año 1532) de la presencia del ladrón, pandillero y criador de chanchos llamado Pizarro, incluyendo un cura que bendecía su accionar, tenía por objetivo apoderarse a sangre y fuego de las riquezas de los pueblos que integraban el imperio incaico y de ninguna manera con intención de aportar desarrollo y progreso.
Ajusticiamiento por el garrote (horca)
Después de la realización de una serie de hechos realizados por estos depredadores en el valle del Chira, la población Tallán se dio cuenta de sus deplorables intenciones provocando un movimiento de insurrección por la defensa de su territorio y en respuesta, los ladrones españoles masacraron a la población derramando la sangre de los habitantes del valle del Chira. Fueron condenados 13 curacas a la hoguera y el garrote, y mucha gente deportada a otros lugares.
 
Ajusticiamiento por la hoguera
Fue la primera revolución que se realizó contra los invasores españoles en territorio incaico. Fue el primer grito de libertad de nuestra historia que parece que mucha gente, hoy, desconoce dándole más importancia a una supuesta fundación de una "ciudad" española cuando en realidad se debería recordar en esta fecha el inicio de la destrucción de una gran civilización en pleno desarrollo como fue el imperio Inca.
Celebrar en Tangarará el circo de fundación de una supuesta ciudad española en lugar de conmemorar la masacre de habitantes del valle del Chira en aquellos días por las turbas pizarristas, es una afrenta al pueblo aborigen de nuestro Perú. Desgraciadamente hay personas que no conocen de dónde vienen, por eso no saben el por qué valorar su pasado histórico.
Hoy nuestro país es un crisol de razas y culturas que se plasmó desde la aparición de las civilizaciones pre-incas hasta el presente, sin desconocer la historia que lo formó. 

Lo que dijo el papa Francisco en su discurso en el encuentro con los movimientos populares reunidos en la ciudad boliviana de Santa Cruz, el 9 de julio del 2015:
…........
NO entonces a las viejas y nuevas formas de colonialismo. Digamos SÍ al encuentro entre pueblos y culturas. Felices los que trabajan por la paz.
Y aquí quiero detenerme en un tema importante. Porque alguno podrá decir, con derecho, que «cuando el Papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia». Les digo, con pesar: se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios. Lo han reconocido mis antecesores, lo ha dicho el CELAM El Consejo Episcopal Latinoamericano y también quiero decirlo. Al igual que San Juan Pablo II pido que la Iglesia y cito lo que dijo Él «se postre ante Dios e implore perdón por los pecados pasados y presentes de sus hijos» (6). Y quiero decirles, quiero ser muy claro, como lo fue San Juan Pablo II: pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América…
........... 
LEER:

 
 

No hay comentarios: