jueves, 18 de diciembre de 2014

LIBRO “SULLANA 1879 – 1961, UNA CRONOLOGÍA DIFERENTE”

Entrevista al antropólogo Manuel Rodríguez- Paiva  Borrero.
El libro de su autoría titulado “Sullana 1879 – 1961, una cronología diferente” fue publicado en agosto del 2014, considera 12 capítulos, siendo el primero “La guerra con Chile”, el 2º: “Alcaldes, regidores, autoridades”, el 3º: “Sullana, orígenes, distrito, provincia”; el 4º: “Servicios básicos: agua potable, alumbrado público”; el 5º: “Educación y instrucción”; el 6º: “La salubridad”; el 7º: “Ramos municipales”; el 8º: “Sobre el tren, tranvía y la feria de Reyes”; el 9º: “El puente y sus trayectos”; el 10º: “Ornato, calles y plazas”; el 11º: “Infraestructura pública y servicios”; el 12º “Asuntos legales”; y el 13º: “Hechos y personajes”, capítulos donde el lector podrá imaginarse cómo fue desarrollándose nuestra ciudad.
En el segundo párrafo de la introducción, Menuel Rodríguez-Paiva Borrero escribe:
…“El origen del pequeño poblado que después conoceremos como Sullana, nuestra tierra natal, nace de una reducción indígena, en opinión de estudioso historiador don Reynaldo Moya, ya existía un pequeño poblado en La Punta, desde tiempos inmemoriales y que funcionaba como pescana o sitio de descanso a los viajeros que hacían tránsito de Querecotillo hasta Piura, durante la fiesta del Señor de Chocán”…
Y termina la introducción apuntando:
“…hasta la década del 50 se puede decir que Sullana, estaba en el mejor pie de desarrollo, contando con una pista de aterrizaje, con dos compañías de aviación: Faucett y aerovías, con aviones que hacían vuelos regulares, así mismo, un efectivo tránsito de camiones, que comenzaron a desplazar al ferrocarril. Al inaugurarse las nuevas pistas, florecientes industrias surgieron, como la del cuero, del aceite y jabones, desmotadoras para despepitar algodón, molinos de arroz. Casas comerciales importantes como la Grace, la Milne, Arens y Lessel, Ducan Fox, Verrando, Copsa, etc. Estas industrias y comercios nos pusieron a la par con la ciudad capital, con el tiempo el buen andar se fue perdiendo después de ascendentes logros, hasta dejar de aspirar a convertirnos en la capital de la región. Perdimos el reto que se trazan los pueblos en la competencia política, económica y social.” 

Nacido en Sullana en 1948. Cursó estudios en el Colegio “Santa Rosa” en  Sullana,  “Salesiano”, en Piura, y en la GUE “Juan Manuel Iturregui” en Lambayeque.  Cursó estudios de Antropología en la U.N.M.S.M. de Lima. Egresado en 1976 con  especialidad “Minorías Étnicas de Selva”, auspiciado por Naciones Unidas. Fue asesor y miembro del Patronato del Museo de la Cultura y APTEMA Asociación Promotora de Turismo, Ecología y Medio Ambiente, Miembro de la Casa de la Cultura de Sullana.  Co-autor en 2013 del C.D. Libro “La Cerámica Tallan”.

Carátula del libro de Manuel Rodríguez-Paiva
"Sullana 1879 - 1961"
Aquí la entrevista:

¿Cómo así se motiva a realizar una investigación sobre la historia de Sullana en los años que Ud. trata?
Es un impulso natural, creo yo en todas las personas, de conocer todo lo referente a la ciudad en que se nace, aun estando lejos, busqué y leí todo lo relacionado con el tema, libros y hojas sueltas, pero básicamente a través de la transmisión oral. 

Sin embargo, Sullana es una ciudad muy joven, empieza a formarse a partir de los años de 1750, es decir unos 70 años antes de la independencia del Perú… podría decirse que la ciudad de Sullana es más bien republicana… Empieza su desarrollo, en los años previos a la independencia… Como así decide iniciar su publicación, a partir de 1879… considerando que debe haber Información desde los años de las luchas por la independencia…
Hablar de ciudad Sullana en los años 1750 es un error. El nombre de Sullana recuerda Seminario Ojeda que sería el Inca Garcilazo de la Vega el primero en usarla. En realidad siempre el poblado fue conocido como La Punta, por determinarlo así su posición geográfica, el mismo autor narra la fundación en 1783 por el Obispo Martínez de Compañon;  para Don  Reynaldo Moya,  era una  estación, una  pascana para los viajeros que venían de la  festividad  del Señor de Chocan, rumbo a Piura. Estas reducciones tenían el doble propósito de tributación y adoctrinamiento.
Según el Libro Parroquial, era  un  simple  caserío de la hacienda La Capilla; fue elevada a Villa el 13 de Setiembre de 1826,  distrito de  hecho en 1845, y  distrito oficial en 1854,  y como ciudad en 1865.
Durante la Presidencia de José  Balta, es  estos  archivos figuran  varios nombres de Presbíteros, como Miguel Jaime, Tomás Landárregui, Manuel Antonio Seminario, en 1790 nos visitó el Obispo José de Aclumen, en 1792 fue Presbítero José Villa Reyes, Joaquín de Villalta en 1794, y  desde 1797 hasta  fines del siglo XVIII José Andrés de Córdova.  Figurando siempre como La Punta y anexo de la Parroquia de Piura. 

Inicia Ud. su publicación con los episodios de 1879 de la guerra con Chile…¿Cuál fue la presencia de los chilenos aquí en Sullana y la  respuesta de los sullaneros?
Los escasos datos  sobre la presencia de los chilenos en Sullana, ha sido desarrollado por Seminario  Ojeda, Carolo Guarderas y Reynaldo Moya; yo aporto exclusivamente las declaraciones de los alcaldes Daniel Franco y José Lucas Barreto, que figuran en el  archivo, donde consta el pago de S/. 2 500 soles de plata fuerte, como cupo, cubierto por personas notables que pusieron el dinero, ante la falencia del Concejo; ya que la Prefectura, había decomisado los fondos.
El 7 de enero de 1883, ya estaba libre de la presencia en la ciudad de los invasores. En el archivo parroquial, se dice que  los chilenos, llegaron a  Sullana el 13 de noviembre de 1882, exigieron 600 raciones de alimentos y acémilas para trasladarse a Piura, dejando 100 soldados acantonados. 

Hace un recuento de las principales administraciones edilicias en estos años. ¿En su concepto, cuál alcalde desarrolló un trabajo sobresaliente o destacado sobre los otros?

La  administración municipal, se ejercía por un bienio y sus presupuestos eran exiguos, limitando las obras, destaco a los dos alcaldes que estuvieron al frente durante la guerra y particularmente la ocupación, fueron Daniel Franco y José Lucas Barreto, también destaco la administración del maestro de cuatro generaciones José Cardó Granell, la del último alcalde distrital Pedro José Merino, quien diera un emotivo discurso al conocerse, en noviembre de 1911 la elevación de Sullana a distrito, así mismo merece destacarse la primera administración provincial de Jorge Eduardo Leigh, la de Jacinto Vargas y su empeño de crear el primer colegio secundario en 1928 con los Salesianos de Piura, particularmente la de Isaías  Garrido, se inauguró con el feliz  acontecimiento de Sullana campeón nacional de fútbol en 1936, las espléndidas bodas de plata, y la culminación del puente metálico sobre el rio Chira, y la de Félix Mendoza Flores, con la colocación del busto de Grau, en la plazuela Independencia, conociéndose en  adelante como plazuela Grau. 

A fines del siglo XIX,  ¿Quién o qué entidad pública, estaba a cargo de la instrucción en el entonces distrito de Sullana?
Las Escuelas Públicas por estos años, estuvieron a cargo de los Municipios con  supervisión fiscal, pero es necesario destacar el aporte de los ciudadanos para sostener las precarias escuelas. Reconocimiento  especial merece José Cardó por educar a cuatro generaciones, los preceptores Flora Córdova, Balsamina Camino, Angélica Seminario, Eulogio Flores, Paula Guerrero; Joaquina Hidalgo; quienes fueron premiados por su esmerada labor y muchos otros destacados maestros quienes figuran en mi obra. 

En lo que respeta a salubridad, en Sullana se presentaron serias epidemias que causaron muchas víctimas y la más grave fue la peste bubónica…
Las epidemias a nivel mundial, amenazaban diezmar  las poblaciones. En el norte del país y en  Sullana, la más terrible fue la peste bubónica, epidemia muy temida que trastornaba los lazos afectivos y sociales.  Destacándose  en esos tiempos varios médicos como Carlos E. Zapata, Benjamín Zapata, Juan Requejo, los doctores Valcárcel y Maldonado, valorándose mucho la presencia del epidemiólogo norteamericano Hanson. 

¿Cómo funcionaba el ramo municipal de mojonazgo y consumo?
Los ramos municipales, serían equivalentes a los modernos servis, ya que se concesionaba la administración a particulares que no eran empleados municipales, ganaban en forma pública el contrato que se elevaba a escritura pública para cobrar los arbitrios y separando un porcentaje, evidentemente los postores, eran comerciantes que conocían el negocio, tal como los ramos de balsa, chicha, aguardiente, mercado, camal, pulpería, galos de pelea, mojonazgo etc. 

El ferrocarril en Sullana funcionó unos 80 años…casi en la época en que se desarrolla la historia de Sullana que Ud. trata…
El ferrocarril hizo un valioso servicio durante  80 años. Todo lo que fuera transportable, se realizó aquí, como el cemento, fierro, maderas, cuero, ganado, algodón, pescado, alimentos etc.  A la distancia, vemos en forma más romántica el servicio del ferrocarril. Sobre la desaparición del servicio, pienso que la falta de inversión de la Peruvian Corporation, fue la causa del abandono del servicio, aunque  también se consideró un apresuramiento del gobierno el retiro del permiso de concesión. 

En lo que respecta a la feria de Reyes, su origen se origina paralelo a la aparición de Sullana, como Ud. lo demuestra en esta publicación. Siempre se desarrolló en la plaza, frente al local municipal, hasta principios de la década del 60 cuando la trasladan al estadio municipal y el día central fue siempre el 6 de enero… Hoy no hay  feria…
Es una lástima en  realidad  la desaparición de la Feria, si bien eran un éxito a nivel de presentaciones artísticas y comerciales, los organizadores frecuentemente  presentaban pérdidas económicas. 

La necesidad de la construcción de un puente sobre el río Chira, estuvo siempre latente y desde principios del siglo XX se hacían denodadas gestiones por construir uno, hasta que finalmente en el año 1937, se inaugura el hoy llamado puente “viejo”…
En cuanto a las posibilidades para construir un puente, los esfuerzos fueron infructuosos y cada vez más necesario y de prioridad su construcción, hasta que en 1937 se pudo plasmar el proyecto con el ansiado puente metálico “Isaías Garrido Ugarte”. 

Referente a la construcción de un puente por el año 1913 el semanario de esa época, “Actualidad” de la que Ud. hace referencia,  denuncia un remate apresurado ante la pérdida, señalando como responsables  a unas “ratas de cabeza negra”…¿Nos podría explicar esto?
Las llamadas “ratas de cabeza negra”, fue una denuncia periodística, debido a que el material recobrado del puente de 1913, se desapareció del depósito municipal, siendo una alusión irónica a esta sustracción. 

Por el año 1898, la municipalidad elaboró un padroncillo para calificar el tipo de viviendas que había en Sullana. ¿Cuál fue el motivo?
El “Padroncillo” elaborado en 1898, obedeció a la necesidad de  fijar  tarifas para el servicio del alumbrado público.  Fueron 788 casas en total y 56 fueron catalogadas de primera clase, suponiendo que el servicio variaba, según el tipo de fincas. 

¿Cuál fue la labor del alcalde Daniel Franco, referente a la nominación de las calles de Sullana?
Aparentemente, no había una nominación oficial de las calles, hasta la administración de Daniel Franco en 1894, el problema es, cuando se dan los nombres, no se rebela la designación antigua que el pueblo les atribuía; sin embargo un dato hará posible rastrear las calles porque se designa con precisión los nombres y apellidos de los propietarios, donde nacen y terminan las cuadras con seguridad correspondientes en su mayoría al barrio norte. Podrían entonces determinarse cuál de los nombres actuales, han reemplazado a la calle De La Devoción, la calle Del Peligro, la calle Del Tráfico, la calle Del Carmen, entre otras que hago figurar en mi libro. 

Según su publicación la plaza de Armas, fue siempre una preocupación de los diferentes alcaldes por renovarla…
Correcto, por ser el centro de concentración del pueblo y visitantes. 

Hay algo muy interesante, la Municipalidad expropió a la Iglesia un terreno ocupado por la sacristía. ¿Cuál fue la respuesta de los religiosos encargados de la época?
La expropiación de la sacristía programada desde 1909, causó un enfrentamiento entre el gobierno local y la iglesia. La protesta del párroco don Andrés Quevedo, indicó también la pérdida de importantes objetos destinados al culto.

Por otro lado, se puede apreciar que se hacían expropiaciones de terrenos, motivados por ampliar las calles, pero justicieramente la municipalidad lo que hacía era permutar por otros terrenos en beneficio del afectado y todo era aceptado… hoy las autoridades no tienen el criterio de realizar estas permutas, por ejemplo, en el caso de la calle Lima que es urgente ampliarla expropiando varias casas, habiendo notables antecedentes al respecto.
Efectivamente, este tipo de permutas, eran aceptadas sin mayores problemas, a pesar que se permutaban los terrenos centrales por otros periféricos, pero que se compensaban, siendo el área mayor que los originales, hoy es práctica poco usada, también los terrenos en estado de abandono y que incluso, se convertían en botaderos de basura, eran  cerrados por la autoridad y cobraban al propietario una vez cercados. 

Hay algo muy interesante que sucedió Ud. manifiesta que celebrándose el centenario de la independencia del país, se hicieron ceremonias en todo el país y Sullana participó de este acontecimiento con diferentes actividades, entre las cuáles, se acordó actualizar los nombres de las calles. La comisión propuso que se cambiara el nombre dela calle Tarapacá por el de Francisco Pizarro, lo cual motivó el rechazo de toda la población, descartándose  dicha propuesta…
Así es lo que he manifestado en el libro, y lo considero una propuesta desacertada. 

Hoy ha crecido tanto la ciudad que es oportuno nombrar muchas calles con nombres de personas que han sobresalido en la tierra que los vio nacer. Más bien se ha bautizado algunos asentamientos humanos con nombres de personas que no merecen destacar… también considero penoso lo que hicieron con el monumento a Francisco Bolognesi, que antes estaba situado frente a la calle Galvez, fue inaugurado el 4 de noviembre de 1939, según aprecio en su investigación, si este monumento no hubiera sido demolido, hoy cumpliría 75 años, convirtiéndose en una verdadera reliquia, un atractivo turístico.
Evidentemente, los tiempos cambian con la globalización, los personajes mundiales, también son conocidos acá. Pienso que las calles a  nominar, deben ser de personas que realmente estén ligadas a la ciencia y la cultura y que se han destacado, incluso si no son  nacidos en nuestro país. Los tiempos de nominar calles, clubes e instituciones con el nombre de militares, ocurrió durante períodos de guerras de la Independencia y del Pacífico. 

Esta publicación me parece significativa, porque Ud. presenta una serie de acontecimientos que han hecho posible el desarrollo  provincial y en la actualidad, con debilidades y fortalezas, Sullana sigue creciendo y se ha convertido en una de las 10 u 11 ciudades más importantes del país…
Muchas gracias por apreciar  el libro.  Sullana seguirá surgiendo con el apoyo de todos los que  vivimos en esta bella tierra. 

Quizás Ud. quiera hacer un comentario sobre algún tema que no haya sido referido aquí?
Espero que la obra sea leída por el mayor número de personas posibles, porque lo peor que le puede pasar a toda publicación, es que esta sea ignorada y se pierda en el anonimato, bienvenida la evaluación que sea crítica, ya que es el modo de perfeccionar el trabajo con sus pros y sus contras, ya que toda obra humana es perfectible, y no se escribe para todos los tiempos; cada generación está llamada a revaluar los acontecimientos. 

Finalmente ¿Qué recomendaría Ud. para un mejor manejo del quehacer municipal?
La obra de gran aliento, se proyecta hasta 2011, o sea el Centenario de la provincia, lo dejamos para la II parte, teniendo en cuenta que toda historia contemporánea, es más complicada, cuando muchos de sus actores o familiares están vivos, y su susceptibilidad puede ser herida. También estoy en proyecto con investigaciones que he hecho sobre un tema más folklórico y anecdótico, para concluir que no hay nada nuevo bajo el sol.
La idea de que todo tiempo pasado fue mejor, no siempre es cierta, en el pasado también se cometían errores, todo se somete a la prueba y el error.  Las sociedades son instituciones dinámicas y nunca se puede decir que están terminadas, sino en constante evolución, indudablemente que lo que más se añora del pasado es la tranquilidad que se vivía en los pueblos. Cuando los pueblos crecen, encuentran nuevos retos, nuevos problemas, y es un  reto resolver la continua problemática. Pienso que la política hay que mirar sin apasionamientos el devenir social, teniendo presente que la responsabilidad, no solo recae en las autoridades, sino  también en el colectivo social.
 
(Entrevista publicada en la edición Nº 96, en la revista EL Tallan, edición 96 del mes de noviembre del 2014)

No hay comentarios: